ABP: “No trabajamos solos, nosotros colaboramos”

Entrevista: Nicol Chacón, profesora de la Escuela Rómulo Peña.

La iniciativa Ayllu Solar en su línea de escuelas ha capacitado a 179 docentes en la metodología ABP. Sin embargo, el trabajo no termina ahí. La implementación en las instituciones y en las aulas es una labor constante, que para muchos docentes ha significado un cambio positivo, pero a la vez ha requerido trabajo arduo. La profesora de ciencias, Nicol Chacón, integrante de la Escuela Rómulo Peña, nos cuenta su experiencia en este proceso.

¿Cómo ha sido la implementación de la metodología?

Luego de la capacitación por parte de Ayllu Solar, llevamos la metodología al colegio, la presentamos al curso y se les invitó a ser parte de esta estrategia metodológica. Ésta fue recibida con mucho ánimo, ya que era algo innovador, distinto y amigable para ellos. El día de hoy, la metodología ABP está instalada en todo el establecimiento y es fácil de trabajar.

Al comienzo, la mayor dificultad fue organizar, asignar roles y acostumbrarse a ellos. El traspaso hacia los profesores fue más difícil: al principio nos encontramos con negativas, porque es complejo cambiar un esquema de trabajo o hacer modificaciones a lo que estamos acostumbrados a hacer. A pesar de ello, la mayoría lo recibió bien, estuvieron abiertos a mejorar prácticas y nos dimos cuenta que esta metodología nos ayudaba a solucionar algunas problemáticas que habían acá en la escuela. Los profesores que más se negaron al principio, fueron los que obtuvieron mejores frutos.

¿Qué cambios han notado en los alumnos y con el aprendizaje?

Con respecto a la metodología, el clima escolar ha mejorado bastante. Se ha notado, sobre todo, con un curso que tenía problemas disciplinarios graves: ahora cuando trabajan se ordenan, las normas de convivencia escolar están muy marcadas, ya que se respetan turnos y roles.

En relación a los resultados de aprendizaje, se ha obtenido muchos logros; los niños están aprendiendo de forma distinta. Nos tocó enfrentarnos a padres que no están acostumbrados a esta metodología, pero la han entendido y los cambios son positivos.

De acuerdo a su experiencia, ¿qué aspectos considera importantes de esta metodología?

El intercambio pedagógico que se ha dado entre los profesores y los asistentes de aula, es muy positivo. Hoy ampliamos la metodología y tenemos integrada toda la comunidad educativa incluyendo a los padres.
Desde mi punto de vista, nos ha unido como comunidad, le damos énfasis al trabajo colaborativo, no trabajamos solos, no somos islas, nosotros colaboramos. La tónica de trabajo es: si yo puedo apoyar a mi compañero que está al lado, lo voy a hacer. Hoy los alumnos son más solidarios y comprensivos, porque ayudamos desde donde podemos y no se les impone hacerlo si algo les cuesta o no les gusta. Entonces los niños y profesores se sienten muy cómodos y todos tienen ganas de participar.