Metodología ABP

La voz de los estudiantes

Que los estudiantes tengan algo que decir en su proyecto, crea un sentido de pertenencia: se preocupan más sobre el proyecto y se comprometen más con su proceso de aprendizaje.

Aspectos Clave

  • Es importante reflexionar por qué daremos voz a los estudiantes
  • La voz de los estudiantes puede ser limitada en algunos momentos, tal como ocurre a los adultos en la vida real.
  • Se debe abrir espacios para que los estudiantes tomen sus decisiones tanto en el camino de construcción de la solución al desafío como en la evaluación del proceso.
  • Una alternativa es ayudar a los estudiantes a crear listas de opciones para que tomen sus decisiones.

Un proceso de aprendizaje activo

Tener voz en un proyecto crea sentido de pertenencia en los estudiantes, el cual se traduce en mayor compromiso, dedicación y trabajo intenso. Si los estudiantes no son capaces de utilizar su juicio para solucionar un problema y responder a una pregunta orientadora, el proyecto sólo se siente como haciendo un ejercicio o siguiendo un conjunto de instrucciones.

Los estudiantes pueden tener participación y control sobre muchos aspectos de un proyecto, desde las preguntas que generan, los recursos que van a utilizar para encontrar respuestas a sus preguntas, las tareas y roles que asumirán como miembros del equipo, hasta los productos que van a crear, entre otros.

Los alumnos más avanzados pueden ir más allá y seleccionar el tema y la naturaleza del proyecto en sí, pueden escribir su propia pregunta de conducción y decidir cómo quieren investigar, demostrando lo que han aprendido y haciendo público su trabajo.

Es importante considerar que los niveles de autonomía en torno las decisiones pueden ir aumentando, en la medida que los estudiantes y los docentes van ganando experiencia en el desarrollo de proyectos.